Tres anuncios en las afueras (Martin McDonagh)

  • Valoración de la película

Anuncios de carretera para la redención.

 

Cuando vi la película no pude evitar acordarme de Missisipi burning, como si el pueblo de Tres anuncios en las afueras fuera una herencia arrastradas desde las injusticias que sucedían en los años del film de Alan Parker. También me vino a la cabeza Fargo, de los hermanos Coen; quizás esta asociación se deba mayoritariamente a la participación de Frances Mcdormand en ambas cintas, pero también se forja una relación de la américa rural, un pequeño pueblo en el que surgen acontecimientos que se le quedan grandes a las autoridades locales.

Mildred Hayes (Frances McDormand) una mujer cuya hija ha sido asesinada y violada, decide colocar tres anuncios en unas vallas a las afueras de la ciudad. Los titulares aluden a la incompetencia policial, nombrando como máximo responsable al jefe de policía William Willoughby (Woody Harrelson). Esto genera una serie de represalias por parte de algunos miembros de la policía y el desprecio de muchos vecinos, ya que Willoughby es respetado y querido por el pueblo.

 

 

Una personalidad de hierro

Mildred es una mujer fuerte y decisiva, tiene las ideas muy claras y no va a parar de luchar hasta que se haga justicia. Una interpretación magnífica con la que Frances Mcdormand a conseguido su segunda estatuilla. Mencionar también la actuación de Sam Rockwell, también ganador del Oscar por su papel en el film como el policía Jason Dixon. La película conduce a los personajes a buscar la redención, lograr la paz interior y deshacerse de todas las injusticias, internas o externas, que les oprimen.

Una película para disfrutar con la que podrás llorar y reír. Bajo la dura crítica a los policías sin ética, existe una reflexión sobre la condición humana y sobre el proceso por el cual llegamos a ser lo que somos. Esto nos hace pensar sobre las influencias que engendramos en el prójimo, y que estas marcarán su personalidad. El cambio hacia un mundo mejor está, y siempre estuvo, en la educación.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.